Seleccionar página

La propuesta del Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2014 reducirá y desaparecerá varios recursos dirigidos a programas de atención a migrantes, por lo que resulta regresivo en el apoyo a los derechos humanos. 

migrantes

El Instituto de las Mujeres en Migración (Imumi), Fundar, el Centro de Análisis e Investigación y la Coalición por la Salud de las Mujeres, han estimado que la Propuesta del Presupuesto de Egresos de la Federación brindará menos apoyo en términos de protección de Derechos Humanos y atención a migrantes.

En la propuesta de Presupuesto de Egresos para 2014, se ha eliminado el programa de Educación básica para niñas y niños de familias de jornaleros agrícolas migrantes, que contaba anteriormente con un presupuesto de 221 millones de pesos. Esto significa que 100 mil niños se verán afectados. El apoyo entonces será de 0% cuando en 2009 el porcentaje era de 9%.

El proyecto de atención a indígenas desplazados también desaparecería, así como el programa 3×1 para migrantes y el Fondo de apoyo a los migrantes.

De los 500 mil millones de pesos que se proponen como incremento para este sector, la mayoría van destinados a la Secretaría de Gobernación, la cual aplica 7% al Instituto Nacional de Migración y a la Unidad de Política Migratoria. En tanto que a la Secretaría de Relaciones Exteriores se le ha propuesto un aumento de 22%, lo que significa 43 millones de pesos para la Dirección General de Protección a Mexicanos en el Exterior. Esto expresa que 6 de cada 10 pesos se destinarán a Gobernación, 1.2 a Relaciones Exteriores y 2.3 a Desarrollo Social.

En contraste, el proyecto de presupuesto prevé mayores gastos en rubros de seguridad, por lo que la prioridad y la forma de “atender el problema” se hará en el control y gestión de los flujos migratorios y no en la protección y garantía de derechos humanos de quienes cruzan el territorio, siendo que esta población está integrada en su mayoría por indígenas de las zonas más pobres del país.