Seleccionar página

Los trabajadores mexicanos en el extranjero al parecer, enfrentaron menos dificultades para encontrar trabajo en Estados Unidos, algo que les permitió enviar más fondos a sus familiares en el país en septiembre que lo que hicieron en el mismo mes de 2012.

remesas

Septiembre fue el segundo mes en que esos envíos fueron superiores a los mismos meses del año pasado, algo que podría ser ya una tendencia de que finalmente los mexicanos en este país no sólo tienen empleo, sino que incluso, ese trabajo es mejor remunerado.

En septiembre, las remesas que enviaron esos trabajadores a sus hogares sumaron 1,795.7 millones de dólares, 8.1% más que en el mismo mes del año anterior cuando transfirieron 1,661.6 millones.

En pesos, los envíos desde el exterior registraron un ascenso incluso superior de 8.8%.

Ese mayor aumento de las remesas denominadas en pesos se explica por que los receptores no sólo recibieron más dólares, sino también que por cada dólar obtuvieron más pesos luego de la depreciación que registró la moneda mexicana en dólares cuando se compara al nivel que tenía en el mismo mes de 2012.

El tipo de cambio en septiembre de 2013 tuvo un valor promedio de 13.09 pesos por dólar, mientras que hace un año su valor promedio fue de 13. Así, la moneda mexicana frente al dólar, perdió 0.7% en promedio en septiembre de 2013 contra septiembre de 2012.

El alza o la caída de las remesas en pesos refleja con mayor precisión el impacto que tienen los recursos que envían los extranjeros a sus familias mexicanas, las cuales dependen, en cierta medida, de los recursos que les envían sus parientes desde el extranjero.

Mes a mes, las remesas en dólares cayeron 5.9% dado que en agosto los trabajadores mexicanos residentes en el extranjero enviaron al país 1,907.7 millones de dólares, un indicador desfavorable para el consumo mexicano.

En pesos, las remesas de septiembre contra agosto cayeron, pero a un menor ritmo, 4.4%, luego que el tipo de cambio perdió terreno, mes a mes, contra el dólar.

La moneda mexicana se depreció en promedio 1.6% al pasar de 12.88 pesos por dólar en agosto a 13.09 en septiembre de 2013. Por cada dólar que los receptores intercambiaron por pesos en septiembre obtuvieron más dólares que cuando lo hicieron en agosto.

En términos acumulados, las remesas en dólares recibidas en México en el periodo de enero a septiembre de 2013 –16,248.3 millones de dólares– contra el mismo periodo de 2012 –17,270.3 millones– registran un descenso de 5.9%, menor al descenso acumulado de agosto de 7.4%.

En pesos, las remesas acumuladas en el periodo enero-septiembre de 2013 –205,936.2 millones de pesos– bajaron 10% al compararse con los 228,835.6 millones en el mismo periodo del año anterior.

En pesos, la caída registrada en el periodo de enero a septiembre de 2013 se explica por el menor número de dólares acumulados, lo que no se vio compensado por la depreciación de la moneda mexicana, al pasar de 12.24 en los primeros nueve meses de 2012, a 12.68 en el mismo periodo de 2013, lo que corresponde a una depreciación de 3.4% del peso contra el dólar en ese mismo periodo.

Aún así, el declive acumulado al mes de septiembre es menor el declive acumulado al mes de agosto de 12%.

Tras crecer de manera constante durante más de una década a un récord de 26,100 millones de dólares en 2007, el flujo de recursos provenientes del exterior declinó 3.6% en 2008 y 15.7% en 2009, pero aumentó 0.1% en 2010 y 6.9% en 2011. En 2012, las remesas terminaron de nuevo registrando una caida de 1.6% en dólares.

logo sura posts grande

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx