Seleccionar página

Los trabajos realizados plantean la posibilidad de que se tenga potencial de tres acuíferos en el Valle de México.

acuifero

El director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), Ramón Aguirre Díaz y el Subdirector General Técnico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Felipe I. Arreguín Cortés, informaron sobre los avances de los estudios de los acuíferos profundos en el Valle de México, el cual contempla trabajos de perforación en el pozo SLT ubicado en la delegación Iztapalapa y que se examina para determinar si puede emplearse como nueva fuente de abastecimiento.

El funcionario capitalino destacó la productividad que podría tener este pozo que se localiza cerca de la Central de Abasto de la Ciudad de México, ya que se contempla el otorgamiento de más de 100 litros por segundo, cuando el promedio actual de los pozos en la capital oscila entre 30, 40 ó 50 litros por segundo.

Los trabajos realizados plantean la posibilidad de que se tenga potencial de tres acuíferos en el Valle de México. El primero hasta los 800 metros de profundidad que ya existe, pero cuya extracción se debe cuidar para no contribuir al hundimiento de la ciudad; un segundo que se encuentra en las calizas que aún no se alcanzan a tocar y un tercero que se ubica a nivel de las vulcanitas.

Aguirre Díaz recalcó que a partir del proyecto en el que participan, entre otros, el Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se estudian capas extensas de arcilla, que son las que permiten inducir la posibilidad de tener acuíferos independientes en sí.

Durante la presentación que se llevó a cabo en la Planta Potabilizadora “Xaltepec” del Sacmex, ubicada en la delegación Xochimilco, el titular del organismo local, aclaró que actualmente no se tiene la certeza de asegurar que existen acuíferos independientes, pero dijo que son precisamente los estudios que se están realizando, los que permitirán a la Conagua hacer lo necesario para que formal y legalmente se determine que existe un acuífero profundo y con base en ello, permitir extraer más agua del subsuelo bajo la condición de que sean “pozos ciegos”.

Por su parte, Felipe I. Arreguín dijo que es obvio que el Valle de México necesita fuentes alternas, por lo que la Conagua y el Sacmex analizan la posibilidad de las tres antes mencionadas.

Otro aspecto alrededor de este proyecto –aseguró— es buscar cómo extraer de una manera cuidadosa, de una manera sustentable más agua del acuífero.

Coincidió en que se trata de estudios muy importantes en los que participan además del Instituto de Geología de la UNAM, otros entes de la Máxima Casa de Estudios, como la Facultad de Ingeniería y los Institutos de Ingeniería y Geofísica, así como el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, la Comisión Federal de Electricidad, Pemex y Edomex.