Seleccionar página

Angela Merkel, la canciller alemana, mandó a una delegación a Washington para pedir explicaciones por el escándalo suscitado por el espionaje a su teléfono celular.

Barack-Obama-Angela-Merkel-1110615

La canciller alemana, Angela Merkel, envió a Washington una delegación que se reunirá con representantes de la Casa Blanca para pedir explicaciones acerca del espionaje a su teléfono celular.

El tema central entre estadounidenses y alemanes será la posibilidad de un acuerdo de colaboración trasatlántica donde se prohíba el espionaje a Alemania por parte de las agencias estadounidenses.

Christoh Heusgen, asesor de Merkel, y Günter Heiss, coordinador de servicios secretos alemanes, fueron los encargados de tratar el tema con el presidente Barack Obama.

La canciller alemana se encuentra sumamente indignada por lo acontecido, es por esto que ahora el Gobierno alemán busca un acuerdo bilateral por escrito, donde se excluya el espionaje del Gobierno, la administración y las embajadas por parte de los servicios secretos norteamericanos.

También se pretende restringir las actividades de vigilancia sobre los ciudadanos alemanes, aunque por ahora lo primordial es el espionaje industrial y financiero.

Estados Unidos se encuentra en una postura incómoda, ya que de concretarse este acuerdo propuesto por Alemania, los demás aliados exigirían convenios como éste.

A pesar de que ya se han reunido, todavía no se ha anunciado un acuerdo en concreto, señaló la portavoz estadounidense Caitlin Hayden.

El embajador estadounidense en Alemania, John Emerson, sugirió que las negociaciones para crear una zona de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea no deberían verse afectadas tras este suceso.