Seleccionar página

La obesidad es el principal problema de epidemiología y salud pública con el que batalla México, rebasando incluso al cáncer.

comidamexicana

 

México tomó la estafeta para colocarse como el país número uno en obesidad infantil y adulta. Mercedes Carrasco, Licenciada en Nutrición por la Universidad Anáhuac, habló sobre este tema para Urban DF.

 

La Lic. Carrasco trabaja actualmente en el Hospital Regional Adolfo López Mateos, donde atiende principalmente a personas con problemas de diabetes e hipertensión derivados de la obesidad.

 

Carrasco comentó que esta enfermedad es el principal problema de epidemiología y salud pública con el que batalla México, rebasando incluso al cáncer, de hecho, la obesidad es un importante factor que conlleva a esta enfermedad.

 

La nutrióloga aseguró que la obesidad puede originarse desde el inicio de la vida de un niño. La lactancia es una etapa muy importante para el ser humano. La leche materna contiene los nutrientes, grasas y proteínas necesarias para un sano desarrollo. La obesidad desde la lactancia es provocada por las fórmulas que ingieren los niños, ya que contienen un alto concentrado de grasas y proteínas innecesarias para el bebé.

 

Según la Lic. Carrasco, la obesidad muchas veces es un tipo de desnutrición. Las personas con este problema tienen un mínimo de masa muscular, la cual es un órgano insulino- dependiente que permite el desarrollo adecuado del metabolismo y controla las hormonas. Como consecuencia, se desarrollan los problemas cardiovasculares, hipertensión, síndrome metabólico y diabetes, entre otros.

 

La obesidad es un problema principalmente psicológico, muchas veces influenciado por los padres de familia en el caso de los niños. Muchas de las personas que padecen esta enfermedad tratan de llenar sus vacíos internos con comida, lo que provoca una baja de autoestima convirtiéndose en un círculo vicioso.

 

Los niños atendidos por Carrasco, comen principalmente por aburrición o ansiedad. Además de pasar más de diez horas frente al televisor o la computadora, no saben andar en bicicleta ni salen a jugar a la calle por miedo a la inseguridad.

 

La obesidad está afectando la salud de un gran porcentaje de mexicanos. Los padres de familia deben procurar que sus hijos lleven una buena alimentación y realicen actividad física. El gobierno debe comprometerse con acciones contundentes para frenar estas cifras, no solo con una firma, sino con hechos reales.

 

Ya no es solamente una cuestión estética, es un grave problema de salud pública que cada vez está llegando más lejos, afectando a niños y adultos. El cambio no se logrará rápidamente, se necesita del trabajo conjunto de autoridades y ciudadanos para poder descender del deshonroso cuadro de honor en el que hoy ocupamos el primer sitio.

 

Alejandra López G.

 

@ale_log