Seleccionar página

Una manera divertida y saludable de festejar la Noche de Brujas.

Grinning Halloween lantern vector illustration.

Se acerca ya el momento en que los vampiros, las hadas, las princesas y los horribles monstruos tocarán la puerta de tu casa para recibir un manjar de azúcar. Es importante recordar que México es ya el país que concentra al mayor número de niños con obesidad, es por eso que tu calaverita puede contribuir a su sana alimentación.

Las palomitas de maíz naturales son un alimento bajo en grasa y en azúcares y son del total agrado de los niños. Una manera divertida de entregarlas, es colocándolas dentro de guantes de plástico trasparentes, de esa forma tomarán un aspecto monstruoso y les dará ilusión de una noche de brujas.

Si los chocolates eran tu opción, no es una mala idea. El chocolate amargo es una deliciosa manera de adquirir vitaminas, minerales y antioxidantes que contribuirán a su sistema inmunológico. Además de que fortalece el tejido dental e inhibe la formación de placa bacteriana.

Las galletas María y las barras de cereal son una gran combinación entre sabor y nutrición, ya que proporcionan vitaminas y minerales, además de que su ingesta calórica es muy baja. Estos productos son adorados por los niños y no es necesario abstenerlos de las demás golosinas para que los consuman.

No todo en la vida son dulces, otra manera original para encantar la noche de brujas son: las calcomanías, los crayones, los lápices con figuras, borradores de olor, y muchos otros objetos pequeños que en realidad no son muy costosos y que generalmente nunca reciben los niños.

Es así cómo puedes armar una buena canasta de dulces y objetos para todos los niños que se apoderen de tu puerta y contribuir con su sana alimentación y desarrollo.