Seleccionar página

La tolerancia es la capacidad de permanecer efectivamente respetuoso ante la expresión de los demás. La posibilidad de participar en una relación de pareja depende de muchos factores, uno de los principales puntos de partida es la tolerancia, que implica la opción de conservar una actitud plenamente dispuesta a respetar lo que el otro opine o considere de cualquier tema de la vida.

terapia-de-pareja

En la época actual, asumir con tolerancia las dificultades propias de la convivencia y la aceptación de las diferencias se convierte en un desafío dentro de la vida de pareja. Las diferencias individuales que los integrantes deben aprender a tolerar y manejar suponen, en primer momento, paciencia.

La tolerancia en la pareja se inicia desde que ambos son capaces de dar soporte al pensamiento del otro expresado con libertad. Esto no implica permanecer callado o indiferente a lo que el otro exprese o considere; tampoco significa que no se entre en una discusión sana y respetuosa que más bien fortalezca la comunicación madura, sino más bien, es la oportunidad de entrar en un diálogo abierto y franco en donde resalten los valores de cada uno.

A través de la tolerancia, se podrán solucionar momentos críticos que día a día pudieran surgir en el desarrollo de una relación en donde predomine el amor y la racionalización, que dará como resultado la posibilidad de que la pareja continúe unida con la capacidad de cruzar la fina línea divisoria entre la permanencia y la intolerancia.

Desafortunadamente, muchas parejas van sobrellevando la relación por temor al fracaso o a la soledad y así evitan temas o propuestas en donde saben de antemano que no resultará favorable o aprobado su pensamiento, reprimiendo así su capacidad de expresión. El resultado de la confianza en una pareja promoverá la facilidad a fluir el pensamiento expresado en un deseo propuesto a quien idealmente es la primera persona que apoyará y respetará sus ideas.

Los seres humanos requerimos siempre de ser tolerados y de tolerar, en un intercambio emocional pleno de sentimientos positivos, en donde el amor es el motor que impulsa a la permanencia en la pareja. La tolerancia no repara en defectos, más bien los considera como parte de la personalidad que ha de ser absolutamente respetada.

Lamentablemente, una de las principales causas de la ruptura de pareja es la falta de tolerancia, en donde ninguno de los dos fue capaz de ceder el pensamiento generoso al otro que expresara su opinión convencido de que lo que presentaba era adecuado o importante.

La falta de tolerancia implica una lucha de poder en donde uno de los dos o ninguno está dispuesto a perder y sí a arriesgar lo que había logrado ya en una vida de pareja, donde de inicio deberían admitir que al ser diferentes pensarían diferente en más de una ocasión.

Cuando la pareja logra adaptar las diferencias y por tanto, construye mecanismos nuevos y eficaces que permiten la convivencia, se descubre el beneficio de la verdadera compañía. No es una tarea fácil, pero la recompensa es mayor cuando se ha luchado por algo y se ha puesto todo de parte de cada uno para lograr el objetivo.

Es fundamental no concentrarse en los conflictos y en lo negativo, diariamente hay que ejercitarse en reconocer los beneficios de estar juntos. Intentar la tolerancia en la pareja proporciona la gran satisfacción de haber concedido al otro la sensación de aprobación plena de amor y consideración.